Moras sin espinas para tapar la barandilla del balcón

Nombre: Moras sin espinas (Rubus Fruticosus)

Información:

Morera sin espinas Lo bueno de las moras es que son unas trepadoras de crecimiento rápido. Estas plantas enredaderas son excelentes para cubrir paredes, barandillas y pérgolas. Los arbustos se pueden hacer de un tamaño considerable si no guías y recortas las ramas según vayan creciendo.

Hemos elegido una raza de mora sin espinas de flor blanca

Planta de moras sin espinas en la terraza Existen dos tipos de moras, con y sin espinas. En terrazas y balcones es recomendable elegir razas de mora que no tengan pinchos, de esta forma es más fácil recolectar los frutos y uno no se hace daño cuando toque la planta.

Recolectar los frutos a finales de verano

Los frutos están listos para ser recolectados en verano (sobre todo agosto y septiembre), cuando el color de las moras es morado oscuro casi negro. Las hojas de la mora se pueden secar para hacer infusiones y té de mora.

Guiar y atar los ramos de la mora

Morera con palos de guía y sujeción Las moras crecen en casi cualquier lugar y no necesitan mucho mimo. Es recomendable atar y guiar los ramos gruesos en primavera, estos son los que dan los mejores frutos. Todo lo que sobre, se debe recortar. Después de la recolección de los frutos, eliminar los ramos frutales por completo.

A las moras les gusta un suelo rico en humus, ligeramente ácido, es conveniente abonar con abono orgánico. Son unas plantas muy resistentes, aguantan heladas de hasta -15°C y también periodos de sequía prolongados.

Un dato curioso sobre la mora

La planta presenta al mismo tiempo la floración y los diversos grados de maduración del fruto, hecho inusual en otras plantas.

Primavera Verano Otoño Invierno
Mar Abr May Jun Jul Ago Sept Oct Nov Dic Ene Feb
Siembra Sembrar Sembrar Sembrar
Recolección Recolectar Recolectar
  • Temporada de siembra: Primavera.
  • Cuando recolectar: Finales de Verano – Principios de Otoño (Agosto – Septiembre), cuando el color de las moras es morado oscuro casi negro.
  • Tipo de clima: Atlántico / Montaña / Mediterráneo / Continental / Subtropical. La morera se adaptan bien a cualquier tipo de clima, es muy resistente, aguanta heladas de hasta -15°C así como los calores fuertes y periodos de sequía prolongados. Sin embargo el clima más óptimo para la morera es el de inviernos con bajas temperaturas constantes, pero no excesivas, y veranos relativamente frescos. En zonas cálidas la planta crece muy rápido, pero las moras suelen ser menos sabrosas y de peor calidad.
    • Temperatura mínima: -15°C
    • Temperatura máxima: °C
  • Tipo de tierra y abono: Suelos frescos y ligeros ricos en humus, ligeramente ácido, es conveniente abonar con abono orgánico.
  • Espacio necesario: 50 cm.
  • Luz: Sol.
  • Riego: Necesita riegos regulares en los meses cálidos, debido a su gran evaporación, aunque soporta bien las sequías. Las raíces son sensibles al exceso de humedad.
  • Plagas e infecciones: Pulgones, agallas del tallo, descortezamiento, gusanos, chancro, podredumbre gris…
  • Cómo almacenar la cosecha: Con las moras se pueden hacer mermeladas, salsas culinarias, tartas, etc. Las hojas de la mora se pueden secar para hacer infusiones y té de mora.
  • Grado de dificultad: Fácil.