Remolacha de mesa cilíndrica sembrada en maceta

Nombre: Remolacha de mesa cilíndrica (Beta vulgaris)

Información: Instrucciones de siembra

Remolachas cylindra La remolacha Cylindra es una variedad alargada, de color morado oscuro, y muy sabrosa para consumir cocida. La remolacha va bien en climas húmedos y suaves, son bastante resistentes a las heladas y también crecen bien en temporadas de calor, aunque para germinar prefieren temperaturas más frescas y húmedas. Poner la semilla en remojo durante una hora, después sembrar a unos 2 cm. de profundidad, y regar abundantemente la tierra para que la semilla germine. Como todas las raices, no se puede trasplantar, aclarar (quitar las plantitas que sobran) para dejar el espacio necesario a cada remolacha, unos 40-50 cm. Se cosecha a los 3-4 meses. Es fácil de cultivar y se adapta bien a todo tipo de clima. El riego es el factor más sensible en el cultivo de remolachas, necesitan humedad constante y la escasez les afecta negativamente.

Primavera Verano Otoño Invierno
Mar Abr May Jun Jul Ago Sept Oct Nov Dic Ene Feb
Siembra Sembrar Sembrar Sembrar Sembrar Sembrar Sembrar Sembrar Sembrar Sembrar Sembrar Sembrar Sembrar
Recolección Recolectar Recolectar Recolectar Recolectar Recolectar Recolectar Recolectar Recolectar Recolectar Recolectar Recolectar Recolectar
  • Temporada de siembra: Todo el año, con preferencia en Primavera.
  • Cuando recolectar: 90-120 días, todo el año, con preferencia en Otoño – Invieno.
  • Tipo de clima: Atlántico / Montaña / Mediterráneo / Continental / Subtropical. Prefiere climas suaves y húmedos. Soportan las heladas, pero las bajas temperaturas resultan perjudiciales cuando las raíces están ya formadas. También aguantan las altas temperaturas, siempre que se mantenga una humedad adecuada, aunque germinan mejor si hace fresco.
  • Tipo de tierra y abono: Necesita tierra fértil y rica, como cualquier otro cultivo de raices. Prefiere suelos ligeros, profundos y frescos. Tolera muy bien la salinidad.
  • Espacio necesario: 40-50 centímetros por planta.
  • Luz: Semisombra en los meses de más calor, para ayudar a retener la humedad constante que necesita la remolacha.
  • Riego: Regar abundantemente, sobre todo justo después de sembrar. Las remolachas necesitan bastante humedad, la falta de agua es uno de los factores que más perjudican al cultivo.
  • Plagas e infecciones: Pulgón negro, mosca de la remolacha, pulguilla, nematodos, hongos…
  • Cómo almacenar la cosecha: Se consume cocida y cruda, la raíz y las hojas, en ensaladas, cocinada, y también asada. Se puede conservar de diversas maneras, en el frigorífico o en el exterior un par de semanas, embotada en conserva, etc. Es conveniente cortar las hojas de la remolacha, sin dañar el bulbo, dejando solo 1 ó 2 centímetros de tallos, porque las hojas restan humedad y propiedades a la raíz de la remolacha.
  • Grado de dificultad: Muy fácil.